¿Cómo va a transformar el bitcoin el futuro de las finanzas?

Escrito por Rita —  agosto 5, 2014

future bitcoin finance

¿Qué rol juega el bitcoin en el futuro del crowdfunding y la capitalización de empresas?

“Piensa en apostar sin un casino. En la compraventa de acciones sin una bolsa de valores. Piensa en transacciones inmobiliaras sin escrituras. En transacciones sin cámara de compensación. Ahí es hacia donde nos dirigimos.”

Fred Wilson, Collaborative, Peer and Sharing Economy Summit

Reconocido inversor capitalista, Fred Wilson es el fundador de la firma neoyorquina Union Square Ventures. Wilson considera que, por muy revolucionarias que puedan parecer ahora las empresas como Uber o Airbnb, son solamente el principio de un movimiento mayor. En un corto periodo de tiempo, la tecnología ha hecho posible que las personas podamos conectar con cualquier otra parte del mundo y, con el avance de la tecnología, todos estaremos aún más conectados. Y así, defiende, en la próxima década la economía P2P prosperará sin necesidad de una autoridad centralizada.

En este momento, el sistema descentralizado más ampliamente reconocido es el Bitcoin. En los últimos meses, sin embargo, algunos miembros de la comunidad Bitcoin han anunciado que la infradotación está abandonando el desarrollo del protocolo.

En junio del año pasado, el emprendedor y autoproclamado millonario (de Bitcoins), Olivier Janssens, ofreció una recompensa de 100.000$ con la intención de promover la financiación de proyectos relacionados con el bitcoin. Unas semanas más tarde, el desarrollador y ex ingeniero de Google Mike Hearn, creador de Lighthouse, una plataforma de crowdfunding descentralizada, recibió 40.000$ del total del fondo. El lanzamiento de la plataforma está previsto para este mes de agosto.

En el post que anuncia la noticia, Janssens afirma que Lighthouse permitiría proponer iniciativas cruciales que promoverán el crowdfunding y verificarán el apoyo a un proyecto particular. De todas formas, a pesar de que los patrocinadores sostienen que la plataforma estimulará una mayor transparencia y responsabilidad, muchos sugieren que este plan centralizará todavía más el desarrollo.

Nueva ley de finanzas pendiente de la aprobación final de la SEC

En cualquier caso, el crowdfunding de bitcoin no es una tendencia nueva. Otros sitios como Idea.me han aceptado pagos en Bitcoin desde 2012 y sitios especializados, como BitcoinStarter también llevan un tiempo funcionando.

Pozible, por ejemplo, es una de las principales plataformas en el floreciente mercado de crowdfunding en Australia. Después de haber recibido muchas peticiones de usuarios pidiendo Bitcoin, en octubre de 2013 empezaron a aceptar pagos en esta moneda.

El hecho de que una plataforma no especializada como Pozible acepte el bitcoin es un claro signo de la popularidad creciente de esta divisa online, favorecida por el low cost asociado a esta transacción.

El crowdfunding de bitcoins no tiene bancos intermediarios, por lo que implica menores tasas. Además, las transacciones son simples y en su mayoría gratuitas -y cuando no lo son, las comisiones son normalmente menos de un tercio del crédito estándar de una tarjeta o una comisión de PayPal.

El problema hasta ahora ha sido que las principales plataformas de crowdfunding han empezado a alcanzar la financiación de empresas por medio de la venta de acciones o participaciones.

Puesto que el bitcoin no es una divisa al uso – solamente aquellos negocios que intercambian la moneda digital por monedas de curso legal están regulados, como “transmisores de dinero”- hay muchos negocios en el dominio del bitcoin que operan con crowdfunding basado en la capitalización de empresas. En general, suelen autodenominarse bolsas de bitcoin. Sin embargo, el concepto de crowdfunding de capitalización de empresas/bitcoin mediante IPOs (Ofertas Públicas de Venta) todavía es inestable.

Ciertamente, las principales plataformas se han percatado de que las directrices a seguir son bastante exigentes. Pero puede que esto cambie pronto. “La Regulation A+, una cláusula poco comentada de la JOBS Act, podría permitir a una empresa financiar hasta 50 millones de dólares vendiendo acciones al público general a través de mini-IPO, lo que no sería excesivamente caro o costoso desde una perspectiva reguladora”, declaró Kendall Almerico a principios de julio de este año.

Este abogado especializado en crowdfunding y colaborador de la revista Entrepreneur considera que la ley y las normas propuestas por la SEC (Securities and Exchange Commission) mantendrá la Regulation A+ como una herramienta poderosa para la financiación de pequeños negocios, ya que “no puede costarle mucho más a una empresa conseguir 50 millones de dólares de financiación bajo la Regulation A+ de lo que costaba conseguir 1 millón bajo la cláusula del crowdfunding de capitalización de empresas del JOBS Act”.

Cripto-capitalización de empresas para redefinir el crowdfunding

Es este momento, sin embargo, hay todavía una fricción evidente en la primera fase de inversión, incluyendo el hecho de tener que estar acreditado como inversor o establecido como persona jurídica. Las regulaciones complejas que se están desarrollando han forzado a muchas plataformas de crowdfunding a solventarla de forma creativa para poder alcanzar el crowdfunding de capitalización de empresas.

Joel Dietz -nacido en Philadelphia y residente en Berlín- y sus cuatro socios han asumido este reto con una perspectiva muy extendida de la cripto-capitalización de empresas y el crowdfunding. Hace poco crearon una nueva plataforma llamada Swarm, una web descentralizada de crowdfunding basada en la tecnología Bitcoin 2.0 que permite a las startups expedir sus propias “recompensas” digitales en cripto-moneda, para distribuirla a los inversores y conseguir así financiación.

Usar el Bitcoin como un aplicativo -distinto del bitcoin como divisa digital- permite que los derechos de propiedad (como acciones y divisas digitales, etc.) se transfieran sin intermediarios, como el banco, el gobierno, e incluso una plataforma de crowdfunding.

Como explica Catherine Clifford, el hecho de que la recompensa se programe digitalmente hace posible que las startups den el valor que ellas quieras a sus inversores, ya sea en forma de dividendos, derecho de voto para decisiones ejecutivas, un producto o un servicio, o cualquier otra recompensa creativa.

Al usar el protocolo Bitcoin, Swarm permite a la gente invertir directamente en las startups. Los usuarios no tienen que tener una identidad legal y pueden apoyar todo tipo de proyectos de software open source -no solamente criptoempresas- sin trámites burocráticos.

La capacidad de la plataforma de usar el bitcoin como tecnología y como forma de financiación tendrá, sin duda, repercusiones sustanciales en el futuro de las inversiones de capitalización de empresa. Sin embargo, no es un asunto que vaya a ser mainstream en los próximos dos meses.

Más allá de tener que navegar con regulaciones en estado embrionario y tener que hacer el crowdfunding comprensible para el público general, el mayor obstáculo es encontrar personas interesadas en recompensar bitcoins- de hecho, dentro de la comunidad bitcoin, existen aquellos que comprenden Swarm, pero también aquellos que consideran que todavía está poco claro, como admite Dietz.

En los próximos meses, por tanto, descubriremos si la iniciativa concebida como “un paso hacia la democratización de las finanzas, una forma de allanar el terreno a los inventores y emprendedores que puedan no tener acceso a financiación a través de las capas jerárquicas del modelo económico actual-” puede realmente ser disyuntivo para el sector del crowdfunding.

Traducción: María Escuin

Foto: Fabian Figueredo

Rita

Rita

Posts

Translator, content writer and geeky linguist in general. I believe information is a powerful tool.